Mi expedición al Elbrus

¿Por qué subir el Elbrus?

El Elbrus es la montaña más alta de Europa con unos impresionantes 5642m de altura, por lo tanto es una de las codiciadas 7 cimas. Un pedazo proyecto que intentan conseguir miles de alpinistas de todo el mundo. Como su propio nombre indica consiste en coronar el pico más alto de cada continente. Estos picos son el Klimajaro (África), Aconcagua (Sudámerica), Elbrus (Europa), Monte Jaya (Oceanía), Monte Denali (América del Norte), Everest (Asia) y el Monte Vinson (Antártida). Esta lista de las 7 cumbres más altas de cada continente fue propuesta por Reinhold Messner, un alpinista Italiano que fue el primero en coronar los 14 ochomiles (las 14 montañas más altas del mundo) sin oxígeno.

El Monte Elbrus se encuentra en la parte occidental de las montañas del Cáucaso y junto con los Urales delimita la frontera entre Europa y Asia. El Elbrus tiene dos cimas, una de 5621m y la más alta de 5642m, ambas de origen volcánico. La gente de la zona lo conoce como Minguitau que podría traducirse como “el monte por encima de miles de montañas». Y tiene sentido ya que a medida que vamos ascendiendo por la cara sur, podemos apreciar cómo el Elbrus se eleva rodeado de 160 picos de más de 4000m lo que nos ofrece unas vistas alucinantes que junto con los tonos anaranjados que nos ofrece el sol a primera hora de la mañana y ese mar de nubes a nuestros pies nos llevaremos un recuerdo imborrable.

Por último, si logramos llegar a la cima, nos darán un certificado en el que acredite que hemos subido una de las 7 cimas! 

Ubicación e Itinerario 

El Monte Elbrus está ubicado en la parte occidental de las montañas del Cáucaso. Estas, junto con los montes Urales, delimitan la frontera entre Europa y Rusia

Tras un vuelo de unas 15h desde Madrid llegamos del aeropuerto ruso de MineralnyeVody. Al llegar, cogeremos un bus que nos llevará hasta El Valle de Baksan dónde montaremos el «campamento base» y haremos diferentes trekkings por la zona para la aclimatación hasta una cota máxima de 3750m que corresponde al Collado de Irak-Chat desde donde podremos observar la cara este del Elbrus, nuestro objetivo principal. 

El dia 8, tras varias jornadas de aclimatación a gran altura llegaremos a la Estación Garabashi y debemos tener el máximo control sobre nuestra energía ya que es bastante probable que suframos mal de altura. Nuestro campamento base se localiza en el Refugio Barrels a 3900 metros de altura.

El día 9 haremos una ascensión de aclimatación hasta las Pastukhov Rocs a 4650m y vuelta al Campo Base.

El día 10 es el día de cumbre. Es el momento en el que todo el esfuerzo y sacrificios toman sentido.  Subiremos el PICO MÁS ALTO DE EUROPA!! Hasta los 5642m. 

Mal de altura y clima

Gráfica sobre la relación entre la presión atmosférica y altura

Aunque no es necesario utilizar oxígeno embotellado para subir esta montaña es muy probable que suframos los efectos del mal de altura. En la cima del Elbrus a 5642m estaremos bajo una presión atmosférica al 50% del que estamos acostumbrados, por lo que es fundamental que tengamos una muy buena forma física ya que caminar durante unas 12 horas con frío extremo no es para todo el mundo. 

El mal de altura se produce cuando las células del cuerpo no obtienen el oxígeno suficiente. A partir de los 2800m más o menos hay quien empieza a notar los síntomas. Es por esto por lo que se necesita ir ascendiendo poco a poco y es imprescindible dedicar las jornadas de aclimatación pertinentes para así aumentar las probabilidades de llegar a la cima. Siempre hay que subir y bajar un poco para dormir y beber mucha agua aunque no tengamos sed. Unos 2-3 litros diarios. Así conseguiremos que el cuerpo se acostumbre a la altitud lo antes y mejor posible. 

Algunos síntomas que experimentaremos durante la expedición serán: dolor de cabeza, náuseas, falta de apetito, insomnio, fatiga y aceleración del ritmo cardiaco para llevar más cantidad de sangre a todo el cuerpo. Junto con el clima, el mal de altura es la razón por la que muchos montañeros tienen que darse la vuelta. 

El clima del Elbrus es muy cambiante y al estar tan expuestos, no es raro que las temperaturas se desplomen hasta los -30ºC con viento. Es por esto por lo que no se puede subir con vientos de mas de 40-50 km/h. Es imprescindible usar unas buenas botas y manoplas de expedición para no sufrir congelaciones. 

Como dato curioso cabe destacar que el Elbrus en Invierno es el 7º lugar más frío de la Tierra alcanzando los -50ªC.

Material

Al tratarse de una expedición a la montaña más alta de Europa no hay que escatimar en gastos. Ésto es muy importante ya que si nos compramos material mediocre, en el caso de que el tiempo empeore no va a ser muy agradable y nos veremos obligados a darnos la vuelta. 

Es muy importante en el caso de que tengamos alguna duda del material, preguntemos a dependientes de tienda expertos del estilo de «Barrabes» o «Outdoor Sin Límites». 

Lista de Material:

– Petate: para el trasporte de material por sherpas, animales, coches, etc…

-Mochila de ataque (35l aprox).

– Gorra y gafas de sol.

– Gorro, braga y pasamontañas.

-Gafas de ventisca.

– Camelback y cantimplora.

-Crampones y piolet de travesía.

– Plumas (down jacket): comprimible, muy cálido y hecho para expediciones.

– Sobre pantalón impermeable y cortaviento y polainas 

– Chaqueta impermeable y cortavientos.

– Forro polar o plumas («segundas terceras capas») transpirable.

-Camisetas térmicas y tácticas muy transpirables.

-Mallas térmicas muy cálidas y transpirables.

– Pantalones de trekking.

– Calcetines muy cálidos (recomiendo de lana merina) .

– Botas dobles de expedición y otras botas de trekking.

– Manoplas de expedición muy cálidas e impermeables y otras de lana merino para ponerlas de primera capa.

– Saco de dormir muy cálido (temperatura de comfort -10ºC.)

– Crema solar, bálsamo labial y un pequeño kit de higiene.

– Frontal .

–  2 bastones telescópicos

– Cantimplora